¡La alacena que necesitas en cuarentena!

publicado 05/01/20 en Ideas


¿Cómo puedo hacer una compra de alimentos que rinda?

En estos tiempos, ir para el supermercado es una actividad que hay que hacer con mucha precaución. Por lo tanto, los expertos recomiendan visitarlos con poca frecuencia. En cada visita al colmado, se debe hacer una compra de alimentos que dure al menos dos o tres semanas. ¿Cómo puedes organizarte para que eso sea posible? Aquí algunos consejos:

Verifica tu alacena
Lo primero es ver qué tienes tu alacena que ya no sirve. Comienza por los alimentos que ya estén expirados y alimentos que ya han pasado mucho tiempo sin utilizar. Memoriza cuáles alimentos se te expiraron sin ser abiertos. Limpia tu nevera y prepárala para recibir la nueva compra.

Haz una lista  
¿Recuerdas cuáles alimentos se te expiraron sin ser utilizados? Esos ya no los vas a poner en la lista. Esta lista la vas a organizar pensando en las cosas que más les gusta comer a la familia y en cuánta energía debes poner para cada receta. ¡Mantenerse realista en cuánto al tiempo que tienes para cocinar es muy importante para ahorrarte dinero!

Compra pocos alimentos perecederos
Las verduras y las frutas son alimentos que sin duda deben de ser parte de tu alimentación diaria debido a los valores nutricionales que ofrecen. Sin embargo, debes adquirirlas sabiamente pues si no las consumes en el tiempo adecuado, pueden dañarse. En vez de comprar muchas frutas y vegetales que se dañan rápido, busca alimentos que duren más tiempo en el hogar como: frutas cítricas, manzana, repollo, cebolla, papas, zanahoria, o calabaza.

Compra muchos alimentos no perecederos
Esto debe ocupar la mayor cantidad en tu lista. Además de que las legumbres aportan proteína de origen vegetal, son un recurso esencial alto en proteína que puede remplazar la carne y el pescado y duran mucho tiempo en la alacena. Te recomendamos comprar productos enlatados o que sean fáciles de refrigerar como las habichuelas, pollo enlatado, atún enlatado, vegetales y frutas congeladas, o proteína que puedas congelar fácil como pechuga de pollo, carne molida o pescado fresco.

En Borden tenemos algunos alimentos no perecederos que puedes incluir a tu compra como la Leche UHT, preservas, cremora, mac & cheese y queso Parmesano.

Lo importante de tu plan de acción es que seas fiel a su organización. Cuando vayas a comprar, piensa en las posibles recetas que puedes llevar a cabo en esas dos semanas y disfruta de una de las mejores sensaciones en la vida: ¡tener la alacena llena!


El contenido de esta publicación está respaldado por información obtenida de las siguientes fuentes: tapasmagazine.es & baptisthealth.net