No tolero la lactosa pero me encanta el queso

publicado 02/01/20 en Nutrición


Quesos que puedes comer sin afectar tu condición de intolerancia a la lactosa

La lactosa, una pequeña palabra que puede generar grandes cambios en la manera en que nos alimentamos. Pero ser intolerante a la lactosa no significa que tienes que dejar a un lado las cosas que te gusta comer, como por ejemplo el queso.

Aquí te damos una lista de algunos de nuestros quesos, que puede disfrutar a pesar de los cambios que hayas hecho, o tengas que hacer en tu dieta.


Cheddar – 
Quesos curados, con una maduración que puede ir de varios meses hasta incluso años. El contenido final de lactosa es insignificante o nulo.

Mozzarella – Es de fácil digestión y tiene poca lactosa; es raro comerla sola, por eso se tolera mucho mejor.

Parmesano – Queso granulado y de sabor intenso.

Gouda – Queso semipro elaborado con leche de vaca pasteurizada.

¿Viste que puedes saborear nuestros quesos sin importar tu condición? Aquí mencionamos los quesos más comunes, pero hay una amplia variedad que puedes disfrutar. También queremos que tengas en cuenta algunos factores generales a considerar al momento de incorporar queso a tu dieta. Ten en mente que:

  • Los quesos más grasos tendrán menos lactosa.
  • Un queso con menos azúcares en su contenido nutricional, tendrá menos lactosa.
  • Los quesos elaborados con leche de cabra suelen ser más digestivos.
  • Los quesos frescos que incorporan fermentos lácticos también son de más fácil digestión.
  • El queso nos sentará mejor si lo acompañamos de otros alimentos.

Esperamos que esta información sea útil para ti, tu familia o cualquier otra persona que conozcas que haya tenido que hacer modificaciones a la hora de comer. Sonríe, puedes comer queso, o sea que SAY CHEESE!

 


El contenido de esta publicación está respaldado por información obtenida de las siguientes fuentes: directoalpaladar.com, animalgourmet.com y allergeneat.com.