El fantasma del azúcar

publicado 10/01/20 en Nutrición

¿Cómo evitar el consumo excesivo de dulces en casa?    

Trabajo y escuela en casa; dos tareas que tanto niños como adultos están experimentando en esta época de cuarentena y que provocan mucha ansiedad. El volumen de responsabilidades combinado con el ritmo rápido de la vida cotidiana en casa, puede impulsar el mal hábito de comer dulces en exceso, sin embargo, es algo que se puede controlar. Aquí te damos algunos tips:

Sustituye los dulces por frutas
Nos rodean una gran variedad de frutas ricas en sabor, pero mejor aún, ¡ricas en vitaminas! Por eso, cada vez que nos den ganas de comer dulces artificiales, podemos sustituirlos por una deliciosa ensalada de frutas y darle un toque con mantequilla de maní, miel o alguna preserva sin azúcar añadida como las de Borden.

Merienda regularmente cada 3 o 4 horas
Una de las razones por las cuales comemos dulces en exceso, es cuando tenemos el estómago vacío. Asegúrate de tener meriendas saludables en casa como las frutas, granolas, nuestros Borden Cheese & Sticks, Borden Snack Bars y nuestros palitos de queso, entre otros, que te llenen de nutrientes cuando te de hambre.

No incluyas dulces en tus compras
Es un hecho. Cuando se va al supermercado es casi imposible no verse tentado a entrar a la góndola de dulces y echar tus favoritos al carrito de compras. Pero, para comenzar a tener un control, es importante eliminar este mal hábito de tu vida. Saca de tu vista eso que te hace daño. Si no los tienes en la alacena, no tendrás otra opción que comer saludable.

Cuidado con la temporada de Halloween
Para todos, Halloween significa disfraces y por supuesto, ¡dulces en exceso! Es por eso, que en este día de fiesta, debemos tener mucha más precaución con los dulces que consumimos y les damos a nuestros niños. De vez en cuando, no está mal darnos un gustito, pero asegúrate de velar la cantidad de dulces que consuman y opta por mezclarlos con meriendas saludables como las gomitas de vitaminas, Borden Cheese & Sticks, mentas, galletas de avena, etc.

Además de reorganizar tu alacena y llenarla de alimentos saludables, lo mismo debes hacer con tus pensamientos y emociones. A menudo, mucha de la ansiedad por comer dulces en exceso viene de una inestabilidad emocional. Identifica qué te está impulsando y trabaja contigo para tener una relación más sana con la comida. ¡Tú puedes!


El contenido de esta publicación está respaldado por información obtenida de las siguientes fuentes: eresmama.com, blog,swedish.org, parents.com.